San Luis Potosí, S.L.P. 23 de Octubre de 2018
ESPIONAJE DE DATOS PERSONALES: LA LUCHA ENTRE EEUU Y LA UNIÓN EUROPEA
Lidia María Cantú Sánchez, Luciano A. Jiménez Gómez y Juan Gerardo Treviño Ortuño | 18/07/2013

Entre los Estados Unidos y la Unión Europea se está librando una lucha internacional en materia de derecho a la privacidad.

Mientras en Europa, México y América Latina se avanza con una expectativa razonable de privacidad, en Estados Unidos de América, su escasa legislación en materia de privacidad,  inicia con las enmiendas constitucionales I, III, IV y IX, decisiones de la Corte Suprema de Justicia y el Acta de Privacidad de 1974.

El 7 de junio del año 2013, el Washington Post y The Guardian revelan un programa de vigilancia que funciona con un sistema de obtención de inteligencia mediante la intercepción de señales (SIGINT), que no es más que un medio para espiar cualquier tipo de comunicación de manera remota, cuya designación en el registro de actividades del sistema SIGINT es PRISM/US-984XN y actúa de conformidad con una ley de vigilancia en el extranjero llamada Foreign Intelligence Surveillance Act (FISA)  signada por Jimmy Carter en 1978 y la ley USA PATRIOT ACT aprobada por una abrumadora mayoría tanto por la cámara de representantes como por el senado estadounidense después de los atentados del 09/11/01 el 26 de octubre del mismo año.

El modelo estadounidense pretende proteger la información de las personas con el concepto de “right to privacy” que tiene como base el Privacy Act de 1974 firmado por Gerald Ford donde preponderan disposiciones de derecho público, es decir, la rama que regula la relación entre los gobiernos y sus respectivos gobernados.

El modelo europeo de derecho a la privacidad busca proteger la información y la propiedad de la misma en aras de conservar la honorabilidad de la persona aunque esta hubiese fallecido, es producto de la corriente internacional de los Derechos Humanos y tiene como base la Directiva 95/46 del Consejo de Europa, complementada mediante la Decisión Marco 2008/977/JAI en su calidad de instrumento general a escala de la Unión para la protección de datos personales tratados en  el marco de la cooperación policial y judicial en materia penal.

La legislación europea en vigor se remonta a 1995, (directiva 95/46/CE) por lo que debe actualizarse para estar a la altura de la evolución de la tecnología. La Comisión Europea propuso en 2012 la propuesta de ley que crea el Reglamento de Protección de Datos del  Consejo de Europa, que en caso de ser aprobada, en cumplimiento  al artículo 64, crea el Consejo Europeo de Protección de Datos y deroga la directiva 95/46/CE en su artículo 88.1.

Con independencia de la aprobación por el Parlamento Europeo, El día 14 de julio de 2013, La canciller alemana Angela Merkel ha propuesto la firma de un convenio internacional de protección de datos como consecuencia del espionaje masivo de datos efectuado por la Agencia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos y asegura que el esclarecimiento del escándalo aún está en sus comienzos y tendrá que prolongarse, debemos recordar, que Alemania fue la pionera en materia de protección de datos personales en el mundo (Bundesdatenschutzgesetz).

Estaremos pendientes del resultado del lobbying que Estados Unidos y el Reino Unido están practicando para la no aprobación del reglamento comentado, así como de la decisión del Parlamento Europeo en cuanto a éste último.