San Luis Potosí, S.L.P. 16 de Diciembre de 2018
El sistema anti-lavado en México (PARTE II).
Las actividades que la ley considera como vulnerables, es porque importarían un riesgo real de ser utilizadas como medios para lavar dinero.
Gustavo Barrera López. | 24/02/2014

EL SISTEMA ANTILAVADO EN MÉXICO.

PARTE II.

 

 

La ley antilavado en vigor desde el día 17 de julio de 2013, contiene 65 artículos ordinarios y tiene por objeto proteger el sistema financiero y la economía nacional, estableciendo medidas para prevenir, detectando actos y operaciones que involucren recursos de procedencia ilícita, así como investigando y persiguiendo los delitos de este tipo.

 

La ley establece 15 tipos de actividades vulnerables y quienes las realizan los considera como “sujetos obligados”, con deberes de dar avisos, identificar clientes y operaciones, así como rehusarse a la celebración de actos, contratos y operaciones que excedan de los límites para aceptar dinero en efectivo.

 

Son sujetos obligados, las personas que se dedican a realizar concursos, sorteos o juegos con apuesta; los que emiten o comercializan tarjetas de servicio, de crédito o cualquier otro instrumento que sirva como medio de pago en la adquisición de bienes o servicios o para la disposición de efectivo; quienes otorgan préstamos, mutuos y créditos con o sin garantía prendaria (casas de empeño); desarrollan negocios inmobiliarios, comercializan joyas, relojes, metales, piedras preciosas y obras de arte; comercializan vehículos y proporcionan servicios de blindaje; trasladen o custodien de valores, presten servicios legales, contables, fiscales o financieros; así como los notarios y los corredores públicos.

 

Las obligaciones a cargo de los “sujetos obligados” se pueden resumir en la presentación de reportes de aquellos actos u operaciones que la ley precisa y en la identificación y conocimiento que deberán tener esos “sujetos obligados” de sus clientes y usuarios.

 

Las actividades que la ley considera como vulnerables, es porque importarían un riesgo real de ser utilizadas como medios para lavar dinero.

 

Es muy importante el capítulo que limita el uso de dinero en efectivo y metales.

 

Dice la ley, que está prohibido dar cumplimiento a obligaciones y en general, liquidar o pagar, así como aceptar la liquidación o el pago, de actos u operaciones mediante el uso de monedas y billetes, en moneda nacional o divisas y metales preciosos cuando:

 

·             Se constituyan o transmitan derechos reales o personales sobre inmuebles por un valor superior a 8,025 veces  el  salario mínimo general del Distrito Federal (67.29) = a $ 540,002.25.

 

·             Transmisión de propiedad de vehículos terrestres, aéreos o marítimos, así como la constitución de derechos reales o personas, sobre ellos, con valor igual o superior a 3,210 veces el salario mínimo general del Distrito Federal (67.29) = a $ 216,000.00.

 

 

·             Transmisión de  propiedad de relojes, joyería, metales y piedras preciosas, obras de arte por un valor igual o superior a 3,210 veces el  salario  mínimo general del Distrito Federal (67.29) = a $ 216,000.00.

 

·             Adquisición de boletos que permita participar en juegos con apuesta, concursos o sorteos, pago de premios, con  valor igual o superior a 3,210 veces  el  salario  mínimo general del Distrito Federal (67.29) = a $ 216,000.00.

 

·             Servicios de blindaje para vehículos o inmuebles, también hasta $ 216,000.00.

 

·             Compra de partes sociales o acciones de personas morales, igual: $ 216,000.00.

 

Los notarios y corredores públicos, deben identificar la forma en que se paguen cualquiera de las operaciones descritas cuando las mismas tengan un valor igual o superior a $ 540,002.25.

 

En la conferencia-presentación que se dará el próximo día 27 de febrero a las 17:30 horas en el auditorio de CANACINTRA, se analizará, entre otros rubros, si la prohibición del uso de dinero en efectivo, viola la Ley Monetaria al retirarle el valor liberatorio a las monedas y billetes.

 

Hasta la próxima.